31 de marzo de 2012

Te robaré algún cabello para amarrarlo a las trenzas de mi pelo...
Te robaré algún cabello para llevarte colgado de mi cuello...


y si te vas me iré contigo, en el camino nos sobrará destino.